Dale al play si quieres escuchar.

Now playing: Extreme ways, compuesta por Moby, no sé quién interpreta

18.12.06

Brevedades


Dos reflexiones de los últimos días:

* El sábado estuve en una piñata: cuando se rompió los niños corrían, en busca de azúcar. Recordé que mi madre solía impedirme esa actividad. Era muy peligroso, decía, saltar por los dulces y arrebatárselos al contario. La verdad no puedo recordar si yo deseaba ser salvaje, si quería saltar hacia tan preciados tesoros de la niñez. No lo sé. Lo que sé es que era un niño introvertido y quizás un poco infeliz. ¿Eso me habrá convertido en letrólogo? ¿Debo agradecerle a mi madre el que me haya llevado a las letras? ¿O debo de echarle la culpa por vivir en el pequeño infiernillo literario? Parafraseando a Javier Treviño en la introducción de su libro, ¿qué le diría al infante Jesé Avendaño que va hacia su primer libro? ¿Sigue o detente?

* Adoro contar una historia oralmente. Todo el mundo reacciona diferente. La historia es verídica y es una: pero nosotros la tergiversamos. La misma trama ha causado risas, indignación, furia y odio. La gente no está hecha sólo de carne y huesos.

2 comentarios:

Cyn dijo...

Hola!!!

Pues a mi me daba miedo lanzarme a los dulces =S =(

Espero verlo antes de que se vaya, si no, muchísima suerte...

abrazos!!!

P.d. Tus historias siempre son divertidas jeje

Melynita dijo...

Chalalala!!! creo que cada vez que entro a este blog mi pasado, mi identidad, mi yo y mi todo se desborda. Por eso es que amo leerte y me considero tu fan y la más fiel admiradora de tus historias. ;)
Besos, besos y te amos!!!