Dale al play si quieres escuchar.

Now playing: Extreme ways, compuesta por Moby, no sé quién interpreta

13.12.06

Seis autores en busca de personajes


Estoy triste y confundido, no sé si por el Seis personajes en busa de autor de Pirandello o porque está haciendo mucho frío. Creeré que por lo primero y aprovecharé la hoja, en un ejercicio interno, reflexivo, puramente personal, para determinar por qué la obra me ha gustado (y no por qué es importante a nivel mundial y demás cosas que uno pretende demostrar y termina por demostrar su estupidez).

Tenía muchas expectativas desde que una profesora de la Universidad, maestra que no considero para nada brillante, aunque sí ocurrente, mencionó la obra en clase. El título me atrapó (otra vez con los lugares comunes) por el juego que desde esa sentencia proponía. Desde allí la imaginación, a veces bendita, hace estragos. Para mí un "personaje" es un ser "definido": sus manías, sus colores, sus reacciones (Pirandello me dará la razón más adelante, o acaso yo se la robé). Julián Herbert una vez me interrogó sobre un personaje mío. Cosas que aparentan no tener importancia, ínfimos detalles: color favorito, marca de zapatos, cómo le fue en su infancia. No sé si yo lo concluí o si él me lo dijo, pero nosotros los "autores" debemos de crear totalmente al personaje y no sólo inmiscuirlo en una situación. Y llega un momento (esto sí dicho por él) en que ellos nos crean a nosotros, en que toman vida y a uno no le queda más remedio que transcribir sus aventuras para hacerse famoso a costa de él.

Salvatore Battaglia dijo que Matías Pascal (ese personaje que tanto me hizo sufrir en El difunto Matías Pascal de Pirandello también) era el "primer personaje en busca de un autor". Me parece que Matías se convierte en su propio autor, un autor inexperto que no sabe "qué es lo que hay que hacer para ser otra persona" (y además tiene un ojo delator). En contraposición con los seis personajes de la obra, el Matías post mortem parece un mal chiste, un esbozo lanzado al espacio sin su casco. Obviamente, esto fue intencional.

Hablábamos líneas arriba sobre el personaje. Hay un diálogo donde El padre, un personaje, le pregunta al Director de la obra quién es él. Él se queda indignadísimo por la pregunta y el personaje le dice: Un personaje, señor, siempre puede preguntarle a un hombre quién es. Porque un personaje tiene realmente una vida propia, señalada por caracteres propios, por los cuales siempre es "alguien". Mientras que un hombre —no digo usted ahora— un hombre así en general, puede ser "nadie". Diría que esto es más espeluznante que cualquier cinta de horror. Uno se esfuerza por tener una personalidad, por crearla. Un peregrinaje para definirnos. Y Pirandello me cuestiona (porque no sólo le hablaba al Director) sobre sí realmente yo soy alguien o soy nadie.

Para el personaje lo único que importa es el drama: es su razón de existir, según el mismo Pirandello. Pero, ¿qué rayos es el drama? Creo que lo primero que se me ocurre es una mujer llorando. Es la primer imagen que me viene a la cabeza. ¿Drama es sinónimo de conflicto? ¿De nudo? ¿Qué sería de un personaje sin drama? Algo como un humano sin alma: le falta la esencia, ese vaho, que le da forma a su vivir. Según la RAE, a veces salvadora, drama es algo "capaz de interesar y conmover vivamente". Por lo tanto, todas las obras literarias deben tener drama, incluso en la comedia: lo esencial es que el lector se adentre, usar las artimañas para capturarlo y que no deje de leerte. Definitivamente el conflicto de Seis personajes...es dramático y tensionante. Y los personajes parecen vivirlo más que los otros que son "seres humanos normales"; los humanos son una ilusión y los personajes son una realidad. Aquella que para ustedes es una ilusión que debe ser creada, en cambio, para nostros [los personajes], es nuestra única realidad.

Ser humano y personaje se contraponen. ¿Han oído cuándo dicen "él es todo un personaje"? A eso mismo voy. Como decía en la primer cita, un personaje está definido, tiene sus mañas, su historia, su punto de vista, su álbum familiar; el ser humano es cambiante y las circunstancias lo irán moldeando. ¿El personaje se estanca y el ser humano crece? ¿O es al revés? Y cuando los personajes logran ser más famosos que sus autores, entonces, ¿la ficción supera a la realidad? ¿La realidad es demasiado plana para ser interesante?

Hay una pregunta que resume todo el ensayo, pregunta que debí de hacerme hace mucho y que es hora de que ustedes se la propongan: ¿yo que soy, personaje o ser humano?

3 comentarios:

mely mely dijo...

Ay no no no, creo que has contribuido a que mi problema de identidad y adaptación a mi entorno, de semanas pasadas, regresara.
Quizá mi autor ya no sabe que escribir sobre mi, por eso ha decidido meterme en este rollo del existencialismo. (Maldito, tendré que hacer una cita con él y darle algunas ideas nuevas)=P

Anónimo dijo...

Demasiadas preguntaaaass!! jejejeje =P
Yo debo ser un personaje de un escritor joven e inexperto, pues me trae de las novelas rosas a las policacas y luego a cuentos de terror!!! jajajjaa

Alguien le puede decir a mi autor que se decida!!!!!!

Sí me gustó, me parece muy divertido! =D

Saludos cronopianos!

Cyn

Anónimo dijo...

oye me gustas!!! =P